Orígenes del SUTINEA

El INEA se crea el 31 de agosto de 1981 – como organismo descentralizado – en la administración de José López Portillo, su objeto  social en ese entonces  era atender a la población mayor de 15 años que carecía de educación básicas.

Poco después el 9 de julio de 1982 se constituye el  Sutinea, rodeado de los siguientes sucesos:

  • Predominio de la figura del empleado de “ confianza” (Figura laboral que encubre la relación del trabajo y bajo la cual es imposible fincar derechos laborales mínimo y redefinirlos bilateralmente )
  • Demora el pago de trabajadores contratados desde octubre de 1981
  • Movilizaciones de los técnicos  docentes del Estado de México que toman las oficinas

Marcha de trabajadores del INEA del D. F., Estado de México, Puebla e Hidalgo  al D. F. (movilización para exigir su pago de salario que de prestaciones laborales, la mayor parte de las veces propuesta por la  mismas institución, algunos problemas que enfrento ese comité consistieron en las restricciones que se le impusieron a nivel de afiliación y gasificación de puestos: sobre el primer punto, aunque el Sutinea desde 1982 pretendía afiliar al mayor número de trabajadores, el TFCA solo acepto afiliar a las categorías inferiores – de “auxiliar de intendente” a “secretaria C”, por otro lado, sobre el segundo punto, en 1984 solo se logro la basificación de los puestos de analistas administrativos y jefes de confianza, pese a que la demanda del sindicato incluía además a los coordinadores técnicos  de zona y docentes – la SHCP se negó  argumentando que era improcedente.

La gestión sindical de ese primer comité  se centro en mejoras  de carácter  económico y de posicionamiento: como la indexación del salario a la inflación, la intervención sindical en la formulación, revisión y actualización de tabuladores y catalogo de puestos; la  intervención sindical en la gestión de la fuerza de trabajo, haciendo propuesta de sindicatos par ocupar plazas de base; introduciendo ciertas  bilateralidad  en la formulación, aplicación y revisión de lo reglamentos de escalafón; formulación y aplicación  de estímulos y recompensas; evaluación del desempeño de los trabajadores; intervención en los procesos de despido y formulación y diseño de los programas de capacitación para el trabajo en el INEA. Los primeros tres años, la negociación sindical estaba poco formalizada puesto que hasta 1985 se deposito por primera vez en el Tribunal de Conciliación y arbitraje las  CGT del Sutinea.

De 1982  a 1995, esto es, durante e 13 años no hubo una efectiva negociación sindical si no  revisiones de CGT; pues el Sutinea como integrantes de la FSTSE proponía acuerdos y demandas que solo en el mejor de los casos rea retomados en la macro negociaciones FSTSE – Federación y gobiernos estatales “negociaciones” siempre con limitaciones impuestas por la SHCP.

Evolución del Sutinea al Sntea

Para 1995, ya había la inquietud por parte del Comité de participar más activamente en la negociación y acordarla a nivel interno de la institución. Las experiencias en el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP); el Colegio de Bachilleres y algunas universidades del interior apuntaban la posibilidad de transitar al apartado A pese al carácter público de la institución gubernamental que representaba el sindicato. A esto se agregaría la jurisprudencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) 1/ 1996 y 43 de 1999. Se  emprendió por tanto desde 1995 un trabajo de reflexión y análisis  interno y externo para evaluar la pertinencia de cambio de apartado del Sutinea; abogados laborales expertos en la materia, sociólogos y representantes sindicales experimentados  en el Sutinea y fuera de este dieron sus opiniones en  seminarios de  discusión y reuniones de trabajo. Lo anterior repercutió en un arduo trabajo del Comité que, una vez tomada la decisión, obtuvo el cambio de apartado el 11 de enero del año 2000 después de interponer una serie de recursos legales. Asimismo, define como estratégico seguir perteneciendo a la FSTSE, aunque sea un sindicato del Apartado A al igual que lo hizo el Sindicato del Instituto Mexicano del Petróleo. En ese mismo año  deposita ante la Junta de Conciliación y Arbitraje su primer Contrato Colectivo de Trabajo (2000 – 2002) y estatutos. Con esto se defiende la plataforma reivindicativa entre los trabajadores del INEA y sus CDT; el objetivo, estrategia y plan de acción; asimismo se definen los órganos de gobierno y las normas de inserción, participación y convivencia  sindical (ver acetatos).

Con el fin de consolidar este proceso en el 2001 el sindicato solicita su registro ante la STPS; y aprovecha este nuevo registro para plantear el cambio de nombre que permite un cambio en el tipo sindicato; el ahora SNTEA pasa de ser un sindicato de “empresa” o “institución” a un sindicato nacional de industria que le permita agrupar a los trabajadores  adscritos a las diferentes institutos estatales y en los  diferentes estados de la Republica Mexicana2 siempre y cuando participe y /o realicen tareas de educación para adultos. La constitución en un sindicato nacional de industria requiere que los actuales trabajadores del INEA y de los institutos estatales se reconozcan como trabajadores que producen o participan en la producción de servicios educativos; colaborando así con la industria3 educativa.

Paralelamente el proceso de cambio de apartado y de cambio de nombre de tipo de sindicato, se inicia un proceso de basificación de dos categorías importantísimas para el cumplimiento del objeto social de la institución, la técnicos docentes y superiores. Para ellos el sindicato emprende una serie de medidas que vale  la pena seguir  cronológicamente.

_____________________________

2. Proceso de dispersión que derivo de la política de descentralización y constituyo un riesgo de fragmentación sindical que pudo ser salvado por las medidas adoptadas por el sindicato.
3. Cabe señalar  que tradicionalmente, y derivado de la influencia teórica del marxismo, se  asocio el concepto de industria  con la promoción manufactura de bienes de capital (artefactos  que  sirvan, a su vez, para la producción de otros bienes, etc.) y mas aun se consideró que solo en esta industria definida así se producía valor; dando lugar incluso a que los servicios y las actividades rurales actividades “no productivas” , sin embargo, actualmente  existen fuertes cuestionamientos al respecto   (Ver  Tratado Latinoamericano Sociología del Trabajo; Pág. 18 y se acepta que toda actividad industriosa o que manifieste habilidades e ingenio especial para transformar la naturaleza o las cosas puede nombrarse industria; de ahí que nos resulte hoy día de todo familiar escuchar la industria del espectáculo, la industria de la diversión, la industria turística, etc..
  • En mayo de 1999 se emprende el proceso de la afiliación sindical de los técnicos docentes y superiores.
  • En marzo del 2001 se envía la STPS la documentación que se acredita como nuevos socios del sindicato, una vez que sea había recibido por parte de JFCA el laudo en juicio IV – 24512000 en el que se condena al INEA a reconocer a los técnicos docentes y superiores como trabajadores de base y no de “confianza”, con su respectivo derecho de sindicalización.
  • El 24 de abril de 2001 el INEA  interpone demandas de amparo en contra  del laudo  emitido  por la JFCA  y el 19 se septiembre  de 2001, abiertamente se niega  a  reconocer  a los técnicos como trabajadores  de base.
  • El 27 de septiembre de 2001, el Décimo Primero Tribunal de los colegiados resuelve improcedente la demanda de amparo del INEA.
  • El 28 de octubre del 2001, se ratifica el laudo del 19 de marzo de la JFCA, obligando al INEA a reconocer a 3533 técnicos docentes y manuales como  trabajadores de base y sindicalizados.
Actualmente la gestión sindical se concentra en dos aspectos: considerar la unidad sindical y resolver la negociación colectiva 2002 – 2004. Por otro lado, se hacen preparativos para el cambio de Comité y de Secretario General.
Desafíos sindicales: Una vez sentadas las bases e identificadas en el recuento anterior consideramos que  quedan como desafíos centrales, aspectos de distinta índole y magnitud:
  • Consolidar la unidad, reforzando la presencia en oficinas centrales y en los Estados, sus medios de comunicación y difusión y construyendo canales de representación y de convivencia sindical entre administrativos y manuales – reconociendo sus diferencias pero de servicio educativo  para el cual ambos  gremios son indispensables.
Reconociéndose ambos como trabajadores
  • Crear espacios de representación más genuinos: un delegado por cada subdirección.
  • Fortalecer su intervención y participación en su materia de trabajo educativo y sus vínculos con su población y objetivo  y la opinión pública en general: Conocimiento y participación en la definición de proyectos del INEA.
  • Consolidar la democracia sindical, sus alianzas intersindicales en el sector  educativo a nivel nacional e internacional.
  • Definir el tipo de sindicato desde la perspectiva: de la circulación o de clase.
  • Resolver demandas laborales rezagadas y actuales  derivadas de un diagnostico que ayude a construir una plataforma reivindicativa en común y diversificada en la que se exprese la diversidad socioprofesional. Demandas  rezagadas; a trabajo igual pago de horas extras, negociaciones salariales  efectivas por encima de los topes o disposiciones de hacienda. Demandas actuales: cambios de adscripción o lugar de trabajo sin justificaciones  laborales razonables, desconocimiento de derechos laborales.
  • Crear un sistema de calidad y productividad en el INEA que no caiga en esquema de trabajo a destajo e improvisiones de incrementos salariales que no impactan seguridad social; sumergen a los trabajadores en la incertidumbre salarial al no formar parte del C.C.T – como sucede actualmente en la UAM – y dividen a los trabajadores al someterlos  a esquemas de rendimiento  individual.
  • Fortalecer redes de cooperación y alianza para el trabajo sindical: dependencias de gobierno, del trabajo, de educación, de la administración pública (INAP), etc.
  • Darle continuidad  e institucionalización  financiera a la formación investigación sindical.
Dinámica: Por que son necesarios los sindicatos y particularmente en nuestro ámbito laboral (INEA); cómo podríamos hacer una plataforma reivindicativa diversificada con mayor  autenticidad)